Palmas para Susana Villarán

Publicado: 2011-01-18



Al fin una buena noticia: El Municipio de Lima se dio cuenta de que estamos inundados de combis y dijo "basta". ¿Era tan difícil darse cuenta de eso? Obviamente no. ¿Era tan difícil detener el otorgamiento de licencias a más combis? Tampoco. Es de lo más elemental. Es por eso que uno no se explica cómo es que Lima ha llegado a semejante deterioro en el transporte. Si buscamos explicaciones estas podrían ser que el alcalde anterior estaba ciego, era tonto o vivía en otro planeta. No sé si hay otra explicación.

Por supuesto, todos los ciudadanos debemos celebrar que Susana Villarán al fin haya detenido esa demencial feria de licencias a las combis. Su propuesta es sensata y oportuna, igual que exigir vehículos nuevos y, supongo, de gran capacidad. Parece que al fin vamos a ser gobernados por la sensatez. Lo que falta es retirar las combis de la ciudad, reorganizar las rutas de transporte y exigir un mínimo de requisitos para ser una empresa de transporte.

Si bien el Ministerio de Transporte es capaz de reconocer un chiquero como empresa de transporte, el Municipio tiene que imponer unos requisitos básicos para admitir que una empresa se presente a prestar servicios a la ciudad. Por ejemplo, un capital social de un millón de dólares como mínimo, una flota de buses grandes suficiente para servir completamente una ruta, una sede propia con hangares y talleres de mantenimiento, una planilla de conductores mayores de 40 años, un sistema rápido y eficiente de cobranza al pasajero, un compromiso de recambio de flota cada cinco años, que podrían ser tres. En suma, unos requisitos que nos garanticen empresas serias y confiables.

Es una buena manera de empezar la gestión. Quería expresar mi satisfacción como ciudadano y felicitar a Susana Villarán y a su equipo por esta decisión.

Una última preguntita para terminar: ¿porqué la medalla de la ciudad a Armando Villanueva? Con todo respeto, ¿Qué ha hecho este señor por el país o tan siquiera por Lima? ¿Es que no hay ciudadanos que se merezcan esa medalla con muchos mayores méritos? Luis Bedoya Reyes, por ejemplo.