El monstruo Mariátegui

Publicado: 2012-04-26

Curiosa es esta campañita que ha emprendido Diario16 contra Aldo Mariátegui, y para la que ha contratado al "filósofo" Pablo Quintanilla. Pongo entre comillas lo de filósofo porque en realidad nadie es filósofo por tener un cartón de estudios. Pero es un jale que llama la atención. Desde luego, no es nada raro que Diario16, y en particular Juán Carlos Tafur, se ocupe de Aldo Mariátegui y del diario Correo. Hay una especie de obsesión enfermiza contra Aldo. Recordemos que JCT incluso ha fabricado la famosa expresión "Derecha Bruta y Achorada" para dedicársela a Mariátegui y su diario. Pero ahora contrata a un "filósofo" para atacarlo. Cosa brava.

Por supuesto no tengo ninguna intención de defender a Aldo Mariátegui, quien no me necesita en lo absoluto. El tiene todo un diario para defenderse solo. Mi tema es la campaña contra la derecha, utilizando a Aldo Mariátegui como el portaestandarte de ese sector. Nuestro "filósofo" Pablo Quintanilla ha hecho su estreno en Diario16 y ya lleva 3 artículos dedicados exclusivamente a denigrar y escupir a Aldo Mariátegui y al diario Correo.  Lo curioso es que Pablo Quintanilla, al igual que todos los críticos de Aldo y de Correo, se cuidan de afirmar que no leen ese diario. ja ja ja. Entonces deben tener una gran imaginación.

También es curioso que nuestro "filósofo" aluda al precio del diario, o sea medio sol, como factor denigrante de "esta prensa". Parece que no ha visto cuánto cuesta el diario en el que escribe. Pero hay otras cuestiones que preocupan a nuestro distinguido personaje. Aclaro que no tengo nada personal contra Pablo Quintanilla. No lo conozco. Apenas he leído algunos artículos suyos y por ahora me guardo mi opinión profesional sobre ellos ya que no viene al caso. Mi intervención nace a partir de su artículo titulado "¿Qué es ser un caviar?" y el cual dice poco sobre el tema. En realidad todo es un pretexto para dar inicio a la campaña contra Aldo Mariátegui y Correo.

Anoche en su aparición televisiva Pablo Quintanilla repitió su pobre concepto de lo que es ser un caviar, demostrando que en realidad desconoce el tema, porque se trata de un tema que se desarrolla en el campo de la sociología política. No es simplemente un término que usan los que envidian una supuesta lucidez intelectual, como ha escrito este "filósofo". Cito sus palabras textuales:

"En el caso peruano, quienes usan el término caviar, además de evidenciar poca creatividad y desconocimiento del origen de la palabra, también son ultras, aunque del lado opuesto del espectro político, y envidian una preparación intelectual que ciertamente no tienen y quisieran tener".

Para ser filósofo muestra bastante estupidez. En principio carece absolutamente de importancia el origen de un término cualquiera. Lo que importa es cómo se usa en un contexto social. Por supuesto que esto lo sabe muy bien nuestro "filósofo". Está claro que en realidad todo el objetivo de la frase, así como el artículo en su totalidad, está dirigido a fustigar a Aldo Mariátegui. Cosa que más adelante se descubre por completo.

Entonces nos quedamos algo confundidos en nuestra réplica, porque descubrimos que el tema "caviar" es solo un pretexto. Entonces ¿nos ocupamos del término "caviar" o de la campañita contra Correo y Aldo Mariátegui? Creo que no tiene sentido hablar del término porque se ve que Pablo Quintanilla lo ignora. Hablemos de esta campaña contra la derecha. Es curioso que anoche Pablo Quintanilla se presente en el peor programa político de la televisión, ese de canal 11, dirigido por un analista izquierdoso de nivel escolar, y se ponga a hablar pestes de "esa prensa" que falsea, engaña, insulta, etc. ¡Pero si él mismo está practicando ahora "esa prensa"!  Además tenía al frente a un sujeto que todos los días insulta a la empresa privada y al empresario peruano llamándolos corruptos.

Si Pablo Quintanilla quiere hacer un análisis de la prensa, tendría que empezar por el diario donde escribe. Un diario que tiene el nivel de publicar carátulas con titulares enormes mostrando faltas de ortografía clamorosas.

Ese es el nivel del diario donde escribe ahora nuestro "filósofo" y que también es de medio sol. Pero más allá de su precio y sus faltas ortográficas debería ocuparse de sus campañas. Hacer una campaña en contra o a favor no hace ninguna diferencia. Si Correo hace campaña contra la alcaldesa Villarán y Diario16 lo hace a favor, no veo en dónde está la diferencia. A ver si el "filósofo" nos lo explica. Ambas son idénticas en sus modales y recursos porque así es el periodismo. A menos que Pablo Quintanilla quiera fundar una nueva escuela.

Apenas salió del programa de anoche, donde criticó duramente a "esa prensa" que insulta y engaña, su espacio fue ocupado por Raúl Wiener quien junto al conductor dedicaron buen tiempo a regar pestes en torno al empresariado peruano. Lo curioso es que en medio de tanta retórica moralista, nunca caen en cuenta de que toda esa estructura de la corrupción se sostiene exclusivamente en la corrupción del Estado. Porque si no hubieran todos esos jueces corruptos en el Poder Judicial, en su gran mayoría izquierdistas egresados de San Marcos, no habría toda esa superestructura de corrupción en las empresas.

En el Perú todo el mundo sabe -directa o indirectamente- que si quieres que tu proceso judicial se acelere -o incluso si quieres una sentencia a tu favor- tienes que pagar. Los casos de corrupción de magistrados y secretarios que salen a la luz pública son apenas el 1% de lo que realmente hay. La verdadera corrupción en este país está en el Estado plagado de ineptos y de incompetentes. No solo en el Poder Judicial sino en todos los ministerios, entidades e instituciones hay corrupción. ¿Cómo creen que los terroristas del VRAE consiguen el armamento, las municiones y hasta las minas antipersonales que usan nuestras FFAA?

Cualquiera que pretenda hacer un verdadero análisis de la corrupción en el Perú tiene que empezar en el Estado. Esa es la corrupción que más nos interesa y nos debe preocupar.  Allí es adonde debemos dirigir la mirada. Pero estos señores se dedican todos los días a criticar y condenar a las empresas privadas con razonamientos tan pobres que parecen universitarios de primer año. Este sujeto que dirige el programa, por ejemplo, dijo anoche que las AFPs tienen 900 millones por comisiones y que Pensión-65 solo tiene 30. ¿Qué coño tiene que ver una cosa con la otra? Dice que eso demuestra que no hay "distribución equitativa de la riqueza". Un concepto falaz que solo usan los desubicados socialconfusos.

La verdad es que en este país -y en la prensa en particular- y en todos los medios, hay mucho pan por rebanar. Por eso me causa risa cuando alguien se presenta abanicándose con sus títulos como este "filósofo" a pretender dictarnos cátedra de moralidad, cuando solo tiene un ojo para mirar y peores amigos que aquellos a quienes pretende juzgar.

.